Nena, ya vas a ver

https://www.youtube.com/watch?v=kkYWYeZEoeo

‘cause you look greatest when you feel like a damn queen

Yo no sé explicarte muy bien cómo vas a llegar hasta acá pero si querés intentamos:  Un día vas a empezar el secundario y te vas a dar cuenta que hay chicas que crecieron más rápido que vos. Y te vas a sentir un poco inmadura.

Ahí vas a hacerte amigas nuevas y te vas a animar a confesarles que todavía no diste tu primer beso. Vas a darlo sin saber hacerlo muy bien. Vas a ir mejorando con el tiempo.

¡Te vas a enamorar! Y te van a romper el corazón, perdón por el spoiler. Vas a escuchar música triste para llorar más. Vas a sentir que nada puede llegar a dolerte más. Vas a ver que lo vas a superar.

Y acá la vas a pasar bastante como el orto pero vas a compararte con otras chicas y vas a sentir que sos más fea,  más gorda, que tu pelo no es lo suficientemente lacio, que tu ropa no es tan linda, que tu cara es muy redonda, que tus tetas no son tan grandes, que tus dientes no están tan derechos. Vas a mirarte al espejo y vas a odiar lo que te veas. Vas a ir a comprarte ropa y no vas a encontrar nada. Vas a angustiarte en los probadores y salir con cara de culo y nudo en la garganta.

Pero también vas a hacer pijama parties con tus amigas y van a comer golosinas toda la noche. Vas a llorar hablando con ellas de tus problemas y también reírte mientras ven publicaciones viejas de Facebook. Vas a escuchar música nueva, a teñirte el pelo de algún color y ver que te queda fatal. O no, vas a ver que queda lindo.

Un día vas a volver a fijarte en alguien y quizás, hasta se pongan de novios. Vas a dejarlo vos. O a lo mejor te corten a vos.

Después vas a cumplir quince y tal vez hagas una fiesta, pero yo te recomiendo un viaje. Quizás hasta tengas más hermanos y dejes de ser la menor de la familia.

Capítulo aparte: vas a salir a bailar y probar alcohol por primera vez. Te vas a poner en pedo hasta que te duela la panza y si tenés suerte, no vas a quebrar. Vas a pasarle tu celular a desconocidos en el boliche y besar a unos cuantos más. Algunos días vas a volver sintiéndote hermosa y otros, totalmente vacía.

Un día, eventualmente, vas a perder tu virginidad y lo más probable es que no esté bueno. Vas a pensar: «¿Tanto por esto?» ¡Hasta quizás te duela!

Vas a terminar el colegio y vas a elegir una carrera, o pueden ser dos.

Lamentablemente vas a engancharte con un montón de chicos que te van a hablar sólo para coger. Van a dejar de hablarte después de lograrlo y te vas a sentir miserable.

Vas a conocer gente nueva en la facultad que en poco tiempo van a convertirse en tus amigos.

Vas a estar tapada de estudio y vas a sentir que no vas a aprobar nada.

Vas a trabajar y te van a explotar. Te van a pagar dos mangos y vas a volver a tu casa llorando de la impotencia.

Vas a lidiar con la muerte de un familiar por primera vez. Vas a extrañar, no vas a entender, vas a llorar, te va a doler.

Vas a dejar una carrera y arrancar otra.

Vas a gustarte un chico y después su amigo.

Vas a subirte a taxis borracha y arrepentirte al día siguiente. Vas a mandar más mensajes avisando que llegaste que los que puedas contar.

Vas a plancharte el pelo con cuarenta grados para gustarle a alguien pero también pasar días enteros en pijama. Vas a sacarte mil selfies y que no te guste ninguna. Vas a subir una foto para que la vea específicamente una persona y sentirte patética.

Vas a seguir juntándote con tus amigas pero ahora van a hablar de trabajo y estudio. Van a irse de vacaciones todas juntas y vas a probar la independencia.

Y un día no muy lejos de ahora, vas a ver que pasaste demasiado tiempo sintiéndote fea y peor que el resto como para no subir ahora a todos lados las fotos en donde te sentís linda. Vas a aceptarte y quererte así. Y por último, vas a mirarte al espejo y pensar en qué lindo te queda el autoestima alto después de tanto. Que es como decía Cerati, nena: no es soberbia, es amor.

Deja un comentario